Entendimiento mutuo ilimitado: una Europa sin barreras del idioma

Europa cuenta con cerca de 80 lenguas que junto con el proceso de globalización hace que le resulte muy difícil compaginar estas dos realidades. Para ello la red de excelencia Meta-Net, constituída por 60 centros de investigación de 34 países, entre ellos GTM de AtlantTIC, intenta superar las barreras de la comunicación gracias a las herramientas tecnológicas. Tras más de dos años de trabajo, Meta-Net presenta las bases de un programa de investigación panaeuropeo para el diseño de estas herramientas y servicios de tecnologías lingüísticas, la Agenda Estratégica de Investigación (SRA). 

Europa se enfrenta a una grave crisis de comunicación. El reciente estudio de META-NET, "Las lenguas de Europa en la era digital", publicado el pasado año en 31 idiomas, muestra que la mayoría de las lenguas europeas están en peligro de "extinción digital" porque no están dotadas del suficiente soporte tecnológico para sobrevivir en un mundo digital. La inmensa diversidad lingüística es un elemento definitorio del patrimonio cultural de nuestro continente, pero al mismo tiempo también constituye un obstáculo para los negocios, el comercio y una mayor integración europea. A pesar del enorme presupuesto que se destina a la traducción, en la actualidad, sólo una pequeña fracción de la información importante que se genera está disponible simultáneamente en todas las lenguas europeas. Por ello, los ciudadanos no tienen la oportunidad real de debatir cuestiones vitales por encima de sus fronteras lingüísticas. La comunicación entre griegos y alemanes sobre la crisis financiera, por ejemplo, pasa a través de los medios de comunicación locales y los políticos nacionales, canales que no siempre promueven la comprensión mutua. En momentos en que las redes sociales en Internet están modificando profundamente la manera de tomar decisiones políticas, la UE no se aprovecha suficientemente de estos cambios. Los ciudadanos daneses no debaten con los franceses sobre las ventajas e inconvenientes de las fuentes de energía nuclear frente a la fósil; los ciudadanos de la UE en el Mediterráneo no participan en un diálogo internacional sobre las posibles consecuencias de una política de inmigración común, que también debería involucrar a sus vecinos del norte.

Con el fin de crear una Europa sin barreras de comunicación, que apoye el libre flujo de información, ideas, y comercio, a la vez que preserva la riqueza y la diversidad cultural y lingüística, META-NET, una red de excelencia europea constituida por 60 centros de investigación en 34 países, ha desarrollado una Agenda Estratégica de Investigación que describe cómo una inversión centrada en las tecnologías lingüísticas puede generar considerables beneficios económicos que superen, con mucho, los costos. La Agenda es el resultado de dos años de preparación​en la que han colaborado cientos de expertos en el área, así como todas las partes interesadas. El documento se dio a conocer oficialmente el 25 de enero de 2013, en un simposio de tecnología en Berlín, donde fue presentado a los representantes de la Comisión Europea, de la investigación y de la industria.

La Agenda muestra cómo Europa puede convertir su diversidad lingüística y cultural en una ventaja competitiva. La investigación europea en tecnologías lingüísticas, así como la industria asociada sra-cover-newa ella, tiene una gran competencia en tecnologías multilingües y está en una posición privilegiada para desempeñar un papel destacado en la próxima revolución de las Tecnologías de la Información relacionadas con el procesamiento de la lengua, del conocimiento y de las emociones. Aplicaciones recientes, como Siri de Apple y la búsqueda por voz de Google, son sólo los primeros pasos en esta dirección. El lenguaje humano se convertirá en el medio preferido para la comunicación entre las personas y la tecnología, pero para alcanzar este objetivo se requiere la creación de software y recursos especializados por idioma, servicio y dispositivo, lo cual supone grandes oportunidades de mercado. Las tecnologías lingüísticas proporcionan acceso al conocimiento humano digitalizado presente en la Web. Gracias a estas tecnologías, la avalancha diaria de datos en forma de texto podrá analizarse de forma automática para su uso en numerosas aplicaciones innovadoras.

En su propuesta de programa de investigación pan-europea, la Agenda recomienda que la investigación y el desarrollo académico e industrial centren sus esfuerzos en tres temas prioritarios:

1. La Nube Multilingüe (Translingual Cloud), que proporcionará servicios de traducción, tanto genéricos como especializados, a todos los ciudadanos, empresas y organizaciones europeas. Estos servicios utilizarán tecnologías automáticas de traducción (en lengua oral y escrita) fiables y de alta calidad, y facilitarán la participación de traductores e intérpretes humanos que complementarán los sistemas automáticos cuando sea necesario.

2. La Inteligencia Social y la e-Participación, que se centra en el desarrollo de recursos y herramientas que apoyen la comprensión y el diálogo dentro de y entre comunidades de ciudadanos, clientes y consumidores, favorezcan la participación electrónica y establezcan procesos más eficaces para la preparación, selección y evaluación de decisiones colectivas.

3. Los asistentes interactivos, capaces de aprender y adaptarse a situaciones concretas y a los objetivos del usuario, quien puede interactuar con ellos por medio de la voz.

META-NET también aboga por el diseño y desarrollo de una Plataforma Europea de Servicio de Tecnologías Lingüísticas para ofrecer este tipo de tecnologías a usuarios y clientes de forma sencilla.

"Europa necesita urgentemente aplicaciones de traducción automática de alta calidad para todas las lenguas europeas, así como para las principales lenguas no europeas, con el fin último de superar las barreras del idioma. Estas barreras perjudican el objetivo de la UE de establecer un mercado digital único, ya que obstaculizan el libre flujo de conocimiento, información, bienes, productos y servicios", afirma el profesor Hans Uszkoreit, coordinador de META-NET y director científico del DFKI (Centro Alemán de Investigación en Inteligencia Artificial). El Dr. Georg Rehm, co-editor de la Agenda Estratégica de Investigación y responsable también de META-NET agrega: "Después del accidente de Fukushima en marzo de 2011, en toda Europa se debatieron los pros y los contras de la energía nuclear, pero sólo dentro de los límites de cada comunidad lingüística específica: nunca ha habido un debate a nivel europeo. Las tecnologías que promovemos permitirán a Europa conducir estos debates por encima de las fronteras lingüísticas y alcanzar nuevas cotas de identidad europea entre los ciudadanos."

Estas tecnologías pueden desarrollarse a través de un esfuerzo coordinado a gran escala, que se proyecta hasta el año 2020, ofreciendo nuevas aplicaciones y servicios a los ciudadanos y creando nuevas oportunidades para la industria europea de las tecnologías de la información, y al mismo tiempo protegiendo el futuro de las lenguas europeas. Existen una serie de retos que obligan a respuestas de orden supranacional, como son: la alta carga financiera per cápita de las comunidades lingüísticas más pequeñas, la necesaria transferencia de tecnologías entre  lenguas, la necesidad de interoperabilidad entre recursos, herramientas y servicios, y el hecho de que las fronteras lingüísticas a menudo no coinciden con las fronteras políticas. Este inmenso desafío, por tanto, debe abordarse a nivel de la Unión Europea, de sus Estados miembros y los países asociados, en estrecha colaboración con la industria. La Agenda proporciona una hoja de ruta para hacer frente a estos retos de manera que beneficie a todos los ciudadanos europeos y garantice que Europa asuma un papel líder en la economía mundial y el mercado tecnológico.

Tecnología Lingüística: Antecedentes

La tecnología lingüística ya forma parte de nuestro entorno cotidiano, por ejemplo, cuando escribimos correos electrónicos o reservamos vuelos por Internet. Es la tecnología que se halla detrás de aplicaciones que procesan lenguaje oral o escrito. La usamos cuando buscamos páginas web, o las traducimos, o cuando utilizamos comandos de voz con nuestro teléfono móvil o seguimos las indicaciones de nuestro navegador GPS. En un futuro próximo podremos dialogar con los ordenadores, e incluso con los aparatos domésticos, de manera natural. Allí donde estemos, cuando necesitemos información o ayuda, sólo tendremos que pedirla. La eliminación de la barrera comunicativa entre personas y máquinas cambiará nuestro mundo. Esta tecnología permitirá a las personas colaborar, aprender, hacer negocios y compartir conocimientos por encima de las fronteras lingüísticas e independientemente de sus habilidades informáticas.

La tecnología lingüística constituye una de las áreas clave de crecimiento en las tecnologías de la información. Las grandes corporaciones internacionales como Google, Microsoft, IBM y Nuance han invertido sustancialmente en este área. Europa, debido a su rica experiencia tecnológica, cultural y lingüística, se encuentra en una posición privilegiada para liderar esta iniciativa, con cientos de pequeñas y medianas empresas dedicadas a los servicios y aplicaciones de tecnología lingüística multilingüe.

Acerca de META-NET y META

META-NET, una red de excelencia con 60 centros de investigación en 34 países, y la participación de varios proyectos de la UE, está dedicada a los fundamentos tecnológicos de la sociedad de la información multilingüe europea.

META-NET está forjando META, la Alianza Tecnológica Multilingüe Europea. Más de 600 organizaciones en 55 países se han unido ya a esta alianza, incluyendo centros de investigación, universidades y empresas privadas.